martes, 22 de enero de 2013

Capitalizarlo.



Esta página la iba a publicar la semana pasada, y es que cuando mi terapeuta dijo eso, yo no pude dejar de reírme por dentro imaginando una especie de tumor parlante que sale de mi espalda  al que le digo “¿Quién carajos te compraría?” Aquí, como podrán ver, es una versión más tiernita de esa imagen mental, pero expresa perfectamente uno de mis pensamientos más frecuentes: “Ajá, sí, puede que no esté tan mal, pero nadie va a tomar en serio esto y comprarlo”.

5 comentarios:

  1. Un tumor con carita tierna y pequeñas bubis...supongo que si tendría demanda entre los "perversidos" jeje. Muy buenas ideas Alejandra, y qué buen ánimo se nota en tus trabajillos, saludines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja ja ja ja ja, sí, no lo había pensado XD. Pues muchas gracias, como siempre, se aprecia un buen el apoyo :D

      Eliminar
  2. muy muy cierto, comparto tu interrogante todos los días

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Ja ja ja, sí, es dolorosamente cierto y más como están las cosas ahorita, pero el que la gente lo aprecie, llena mucho... ya nos preocuparemos por comer depués... ¿No? -____-

      Eliminar