lunes, 7 de mayo de 2012

Un insecto en el oído.

Hace un tiempo me platicaron un sueño, más bien pesadilla,  y me pidieron que lo dibujara.

Un fuerte dolor de oído fue el detonante de la imaginación. ¿Se imaginan un insecto penetrando por su oído y alojándose en su interior? Pues bien, hasta ahí llega la pesadilla, pero no termina el cuento ¿Qué pasa si llega al cerebro?

Esta es la breve historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario