viernes, 4 de mayo de 2012

Jirí Barta: Labyrinth of Darkness.

El cine checo, en definitiva, está plagado de excelentes animadores Stop Motion y, aunque el primero que nos viene a la mente es Jan Svankmajer, esté no es el único que puede decir “Aquí mis chicharrones truenan”, si bien es el más conocido, también tenemos una gran gama de realizadores que, a pesar de que no nos suenen tanto,  sentaron las bases de este tipo  animación en el país. Así tenemos a Karel Zeman, Hermina Tyrlova, Jirí Trnka, entre otros, cuyos trabajos ya son clásicos mundiales, sobre todo de la animación infantil, ya que es en este ámbito donde se enfocaron la mayor parte de sus propuestas.

Pues bien, para fortalecer esta idea (que es real) de que en esta técnica de animación la corona la tienen los checos, les voy a hablar de un diamante que tienen que ver, por que en verdad no tiene nada que envidiar al trabajo del famoso Svankmajer.

Hace un tiempo compre un DVD que se titulaba “Labyrinth of Darkness”. Al principio lo que me llamó la atención fue la fotografía de la portada, un maniquí destartalado en una habitación abandonada, pero cuando le di la vuelta y leí que era en animación Stop Motion de un tal director llamado “Jirí Barta” no lo dude más y me lo compré. La sorpresa que me llevé fue muy grata ya que el  disco está compuesto por varios cortometrajes que el director realizó en la década de los  80. Todos  son de calidad muy fina en todos sus detalles (las historias, los ambientes, el diseño de personajes, los escenarios, etc.) y si coinciden en algo a pesar de la variedad de sus temáticas, es en que contienen una atmosfera oscura que atrapa desde el primer instante. 

Todos los cortos son geniales pero mencionaré los que, para mí en particular, fueron los más cautivantes.

“The club of the laid off” (1989) relata la historia de un grupo de maniquíes abandonados en una casa de lúgubres habitaciones, cada uno con su rutina particular, pasan las interminables horas de su existencia hasta que “alguien” llega a irrumpir en su tranquilidad. El cortometraje tiene humor y una estética llamativa, además me encantó la idea <<Con el tiempo las cosas siempre cambian, incluso aquellas que se supone no lo hacen, por eso los maniquíes no son la excepción>>.

“The vanished world of gloves” (1982), este corto es, sin duda, una pieza original y súper ingeniosa que nos lleva a un viaje por la historia del cine estelarizada por guantes y que va desde las películas de comedia física del cine mudo (como las de Buster Keaton y Chaplin) hasta las ochenteras futurísticas e incluso cyberpunkosas (ambiente tipo Blade Runner). De verdad imperdible.

“The pied piper of Hamelin” (1986) es el único largometraje contenido en esta selección. Basado en la  historia de “El flautista de Hamelin”, relata cómo un pueblo es invadido por las ratas y pide ayuda a un misterioso flautista que tiene el poder de alejar a la peste del pervertido lugar. Con una estética llena de angulos asombrosos, tanto en la ecenografia como en los personajes,  que nos recuerda mucho a la de “El gabinete del doctor Caligari”,  este largometraje merece un lugar especial entre las obras clásicas de la animación mundial (no, no exagero).

Dicho lo anterior, y para no aburrirlos con más choro, les dejo la joyita reseñada que, gracias al cielo, está completa en Youtube. Que la disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario